sábado, 8 de diciembre de 2012

Temperatura en la Raspberry Pi

Con la nueva versión de raspi-config (de serie en la distribución Raspbian) ya se nos permite de manera sencilla subir la frecuencia de la Raspberry Pi a fin de aumentar sus prestaciones mediante overclocking y llegar hasta 1GHz.

Si la herramienta antes nos permitía definir la distribución de la memoria que queríamos para la GPU y CPU, ahora también podemos modificar la frecuencia de funcionamiento de la Raspberry Pi (lo cual implica frecuencia de ARM, frecuencia del Core, frecuencia de la memoria SDRAM y voltaje de funcionamiento) y todo en 5 valores predeterminados de overclock, como vemos a continuación:

Al subir la frecuencia de nuestra placa Raspberry Pi  aumentamos el riegos de calentamiento de algunos chips de la placa, sobretodo el SoC y el USB/LAN, por lo que ahora y más que nunca tenemos que tener algún disipador asociado (como vimos en una entrada previa Disipador para la Raspberry Pi de este blog).


Conocer la temperatura de la CPU

Existen dos maneras sencillas de saber a que temperatura (ºC) se encuentra funcionando la Raspberry Pi.

La primera opción es mediante el comando vcgencmd, siendo su sintaxis:
vcgencmd measure_temp

La alternativa, es mediante un archivo del sistema, siendo:
cat /sys/class/thermal/thermal_zone0/temp

NOTA: En este caso, la temperatura aparece en milésimas de º Celsius.

En ambos casos, podemos ver a que temperatura está la CPU.

Conocer la frecuencia de funcionamiento

Existen dos maneras sencillas de saber a que frecuencias esta funcionando la Raspberry Pi.

La primera opción es mediante el comando vcgencmd, siendo su sintaxis:
vcgencmd measure_clock arm

La alternativa, es mediante un archivo del sistema, siendo:
cat /sys/devices/system/cpu/cpu0/cpufreq/scaling_cur_freq

En ambos casos, podemos ver a que frecuencia está funcionando el sistema.

Así pues, vigilad la temperatura de la CPU no sea que lleguemos al limite de  funcionamiento de 85º para el SoC (Single on Chip) de la Raspberry Pi